El título de esta obra, Del Big Bang a la consciencia humana relata un viaje desde la creación del universo hasta la evolución de la consciencia humana.

Destinado a un público de mente abierta y que disfrute de la ciencia, el libro es un Tapiz de ideas reunidas de los diferentes campos científicos. La finalidad es resumir, por niveles de importancia, tanto los avances como el pensamiento científico sobre los diversos temas.
Son incontables las publicaciones con información científica y explicaciones sobre lo que aquí trato. Sin embargo, este libro resume la información en una línea de tiempo simplificada y accesible para todos. En unos pocos capítulos, se presenta hasta donde entiendo, parte de lo que hoy se conoce sobre el universo y  su evolución, para terminar con el tema de la consciencia humana.

Desde el Homo sapiens y miles de años antes, con otros homínidos, la función de la consciencia ha tenido su propio ritmo de evolución. En un momento dado, el hombre quiso dar una razón a su existencia: un sentido a la vida.

Todos estos pensamientos se vieron influidos por los diferentes entornos, por la consciencia colectiva y por el inconsciente de la humanidad misma. Los constructos mentales se entrelazaron para dar lugar a la evolución del ser humano y sus logros.

El libro se presenta de la siguiente manera: el capítulo 1 abarca desde que el hombre salió de África, y la ruta del pensamient o científico que adquirió hasta que descubrió el átomo y comenzó el estudio de la luz.

El capítulo 2 toca las teorías de cómo se formó el Universo y con este las estrellas, la Vía Láctea y  nuestro Sistema Solar.
El capítulo 3 refiere la formación de laTierra y las teorías sobre cómo pudo haber comenzado la vida.  Se describe asimismo el camino hasta el desarrollo del hombre. El capítulo 4 habla sobre la evolución del sistema nervioso central, el cerebro y la función de la memoria, y el 5 se centra en investigaciones científicas de lo que podría, o no, ser la consciencia.

Sucede que, cuando pensamos en átomos, estructuras moleculares simples o complejas, el cerebro y sus funciones, lo hacemos «en tercera persona». Esto puede dejarnos con la impresión de que todo aquello nos es lejano.

El hombre no es mentalmente libre: vivimos en la prisión de nuestras ideas. Nuestras grabaciones mentales nos impiden ver otro punto de referencia, porque esto puede crear conflicto. En realidad, no somos sino un conglomerado de átomos que se vinculan a las fuerzas del universo mismo. Esto es el resultado de millones de años de evolución, y el potencial intrínseco es aún desconocido.
El conocimiento y el pensamiento en primera persona nos une con el universo: este sentimiento es fascinante, sorprendente y emocionante.


Ficha técnica

Autores
Dr. Issac Rozen Fuller
Coeditores
Lito Grapo y Grañén Porrúa
Alfabetico
D

En la misma categoría

15 libros en la misma categoría